Hablantes de otros idiomas en el Hospital Oftalmológico de Róterdam

Creemos que es importante que entienda lo que nuestros médicos y nuestro personal le comuniquen sobre su enfermedad, tratamiento y otros asuntos. Pero no hablamos todos los idiomas y no toda la información está disponible en varios idiomas.

Si no habla neerlandés (o no lo habla suficientemente bien) o no sabe leer o escribir en este idioma, venga siempre con un acompañante que sí lo domine. Cuando sea necesario, este acompañante (un familiar, un amigo u otra persona) podrá traducirle toda la información que se proporcione. Es preferible que su acompañante sea mayor de edad. Si esto no fuese posible, podrá recurrirse a un intérprete por teléfono. 

A fin de ayudarle durante su estancia, hemos traducido alguna información para usted. Estas traducciones se han realizado con mucha atención. Sin embargo, debe tener en cuenta que siempre prevalecerá la versión en neerlandés de estas.  

El resto de información, formularios y folletos están disponibles en neerlandés. Nuestros empleados hablan neerlandés. ¿No habla neerlandés o tiene dificultades con este idioma? En ese caso, asegúrese de traer con usted a alguien que pueda ayudarle.

Contacto y horario de apertura

Direcciones físicas
Het Oogziekenhuis Rotterdam
Schiedamse Vest 180
3011 BH Rotterdam

OOGhuis
Schiedamse Vest 160
3011 BH Rotterdam

Het Oogziekenhuis Rotterdam, locatie Havenpolikliniek
Haringvliet 72
3011 TG Rotterdam

Dirección postal
Het Oogziekenhuis Rotterdam
Postbus 70030
3000 LM Rotterdam

Número de teléfono general: 010 401 77 77
Nuestros empleados hablan neerlandés. ¿No habla neerlandés o tiene dificultades con este idioma? En ese caso, asegúrese de traer con usted a alguien que pueda ayudarle.

Horario de apertura
El horario de apertura del Hospital Oftalmológico de Róterdam es:

Atención oftalmológica urgente 24 horas al día, se requiere una referencia de su médico de cabecera; regístrese en el mostrador 1
Policlínica de lunes a viernes de 8:30 a 12:30 y de 13:30 a 16:30; solo con cita previa
Extracción de sangre de lunes a viernes de 9:00 a 12:30 y de 13:30 a 16:30; consulta sin cita previa para pacientes del Hospital Oftalmológico, mostrador 10
Enfermería horario de visitas de 14:00 a 20:00, con un máximo de 3 personas por paciente

Su cita

Concertar una cita
Si desea concertar, cambiar o cancelar una cita, puede hacerlo llamando al centro de atención al cliente en el número de teléfono 010 401 76 66, de lunes a viernes de 08:15 a 16:30. Nuestros empleados hablan neerlandés. ¿No habla neerlandés o tiene dificultades con este idioma? En ese caso, asegúrese de traer con usted a alguien que pueda ayudarle.

Tenga su tarjeta del seguro siempre a mano. Esta contiene información que le solicitaremos.

¿Ha estado anteriormente en el Hospital Oftalmológico de Róterdam? En ese caso, es probable que ya figure en nuestro sistema. Tenga a mano su número de paciente y su tarjeta del seguro para que podamos buscar sus datos. Podrá encontrar este número de paciente en la carta de una cita anterior y/o en la tarjetita de la cita.

¿No va a poder acudir a su cita?
Por supuesto, puede ocurrir que tenga que cancelar o cambiar su cita. Le rogamos que haga esto solo en casos de emergencia y con un mínimo de 48 horas antes de su cita. De esta manera, podremos atender a otro paciente en su lugar. En ese caso, puede llamarnos al número de teléfono 010 401 76 66. Si no cancela su cita o no lo hace en el plazo indicado, podríamos cobrarle los costes correspondientes. Dichos costes no se reembolsan por su compañía de seguros de salud.

Servicio de recordatorio
Como servicio adicional, recibirá un breve recordatorio dos o tres días antes de su cita por medio de un mensaje SMS. Si no va a poder acudir a su cita, puede llamar al hospital para cancelarla y concertar una nueva cita. Este mensaje SMS se envía en neerlandés.

¿Para qué puede acudir a nosotros?
El Hospital Oftalmológico de Róterdam está registrando un aumento de la demanda de atención oftalmológica de todo el país. Lamentablemente, nos enfrentamos a una falta de recursos, oftalmólogos, personal de apoyo y espacio. Esto hace que no podamos proporcionar todos los cuidados necesarios si no hacemos elecciones. Por este motivo, empleamos el siguiente perfil de cuidados.

Cuidado de preferencia máxima y remisión terciaria
El Hospital Oftalmológico trata a pacientes con remisiones terciarias de todo el país. Estas son remisiones realizada por un oftalmólogo de otro hospital.

Cuidados oftalmológicos de segunda línea y segundas opiniones
El Hospital Oftalmológico proporciona cuidados oftalmológicos de segunda línea para su propia región (códigos postales del 2650 al 2665 y del 2900 al 3299). Los cuidados de segunda línea son aquellos proporcionados por profesionales médicos para los que se necesita una remisión. Para dichos cuidados, siempre se requiere una remisión de su médico de cabecera/optometrista.

La atención de segunda línea también significa que, si reside en nuestra región, podemos proporcionarle una segunda opinión a petición de su médico de cabecera. En la mayoría de los casos, con esta segunda opinión podrá seguir siendo tratado por su propio oftalmólogo.

Tanto en las segundas opiniones como en las remisiones terciarias, evaluaremos las cartas de remisión de antemano a fin de determinar si podemos aportar un valor añadido al tratamiento. Los pacientes y los médicos que hayan realizado la remisión serán notificados al respecto. A fin de realizar una evaluación correcta, es posible que le pidamos su historial médico. En caso de que lo necesitemos, podrá solicitar su historial médico a su propio médico de cabecera.

Cataratas
El Hospital Oftalmológico cuenta con el mayor centro de cataratas de los Países Bajos. Continuamos tratando a pacientes con cataratas de todos los rincones del país.

Cuidados de emergencia
Para cuidados de emergencia, el departamento de Atención oftalmológica urgente del Hospital Oftalmológico está a su disposición las 24 horas del día, los 365 días del año. Sin embargo, siempre necesitará una remisión de un centro médico, una ambulancia, otro oftalmólogo u otro hospital.

Informar de una bacteria resistente (MRA)

Todas las personas llevan bacterias. Hay bacterias en todas las partes del cuerpo, así como dentro de este. Estas bacterias pertenecen al ser humano y suelen tener una función útil. Por lo general, las bacterias no causan problemas y, en caso de que lo hagan, pueden tratarse adecuadamente con medicamentos.

También hay bacterias que son resistentes a los antibióticos (medicamentos) convencionales. Esto significa que las bacterias siguen viviendo a pesar de los antibióticos y que, por lo tanto, son difíciles de tratar. El nombre colectivo de las bacterias insensibles es "microorganismos resistentes a los antibióticos" (MRA). La más conocida es la bacteria SARM (Staphylococcus aureus resistente a la meticilina). Al igual que las bacterias convencionales, estas bacterias insensibles (resistentes) generalmente no causan ningún problema.

Si es portador de estas bacterias, esto no tendrá ninguna consecuencia para las intervenciones y los tratamientos médicos necesarios. Sin embargo, es posible que se tomen medidas protectoras de precaución especiales.

Por lo tanto, si ha estado ingresado en un hospital en el extranjero, infórmenos de ello. Esto se debe al riesgo de ser portador de bacterias resistentes (MRA), tales como SARM.

¿Qué debe llevarse a cada cita?

Para venir bien preparado a su cita, debe traer una serie de cosas. Algunas de ellas son tan importantes que la cita no podrá tener lugar si no se las trae. Por lo tanto, lea atentamente la lista a continuación.

Debe traerse:

  • la carta de su cita y el cuestionario cumplimentado (solo si se lo han enviado);
  • una carta de remisión válida de su médico de cabecera o especialista. ¡Preste atención! Esta carta solo tiene un año de validez. Cuando transcurra ese año, necesitará una nueva carta de remisión.
    No necesitará traer una carta de remisión si se encuentra en tratamiento por la misma enfermedad ocular, si su médico le ha remitido digitalmente a través de ZorgDomein o si ha sido remitido por otro hospital;
  • un documento de identidad válido (no una copia): pasaporte, permiso de conducir, carné de identidad o documento para extranjeros. Si no lleva un documento de identidad válido, la cita no podrá tener lugar;
  • una relación de su medicación actual. Podrá obtener esta relación de su farmacia;
  • datos de su compañía de seguros de salud: tarjeta o certificado de inscripción;
  • la tarjetita de la cita, que recibirá después de su (primera) cita en el hospital;
  • unas gafas de sol, ya que es posible que sus pupilas sean dilatadas con gotas para un examen o tratamiento. En ese caso, es recomendable llevar gafas de sol debido a un aumento de la sensibilidad a la luz solar;
  • sus gafas (de reserva) y/o estuche de lentes de contacto;
  • una tarjeta de crédito o de débito, en caso de que haya venido con su automóvil, para la plaza de aparcamiento.

La carta de remisión es obligatoria

Si su médico o médico de cabecera le remite al hospital, deberá facilitarle una carta de remisión. Las compañías de seguros de salud cada vez son más estrictas controlando estas cartas de remisión. Para cada nueva dolencia deberá presentar una nueva carta de remisión. También es posible que su médico o médico de cabecera le remita al hospital digitalmente. En ese caso, no se le entregará una carta de remisión, sino que esta nos será enviada de manera digital.

Para la atención oftalmológica no urgente
Mientras esté siendo tratado por la misma dolencia, no será necesario que traiga una nueva carta de remisión a las citas que se concierten para usted. Si ha finalizado el tratamiento anterior, pero tiene una nueva dolencia, deberá traer una nueva carta de remisión de su médico de cabecera.

Para la atención oftalmológica urgente
Si tiene molestias y acude a nuestro departamento de Atención oftalmológica urgente sin una carta de remisión, le remitiremos al médico de cabeza o al centro médico. En la mayoría de los casos, su médico de cabecera podrá proporcionarle los cuidados que necesite. Si fuese realmente necesario, su médico de cabecera concertará una cita para usted en el departamento de Atención oftalmológica urgente del Hospital Oftalmológico de Róterdam. El médico también puede aconsejarle que concierte una cita con el oftalmólogo en nuestra policlínica; en ese caso, también deberá disponer de una carta de remisión.

No necesitará llevar una carta de remisión al hospital si:

  • su ojo hubiese entrado en contacto con sustancias químicas, o bien;
  • un objeto afilado o sin punta hubiese entrado en contacto con su ojo.

Aprobación de remitentes
Su compañía de seguros de salud determinará si su remisión al hospital es válida. Todas las compañía de seguros de salud aceptan al médico de cabecera o al médico especialista como remitente y, por ejemplo, la mayoría de las compañías de seguros de salud también aceptan al optometrista como remitente. Para estar seguro, póngase siempre en contacto con su compañía de seguros de salud. Y es que usted siempre será responsable de tener una carta de remisión válida.

Cita con carta de remisión
Inmediatamente después de ser remitido al Hospital Oftalmológico, podrá concertar una cita en la policlínica.

Preste atención: el Hospital Oftalmológico le recomienda que haga esto a tiempo, ya que este documento solo tiene una duración de 1 año. La carta de remisión aún deberá ser válida cuando inicie su tratamiento.

Cita sin carta de remisión
Si acude a nuestro hospital sin tener una carta de remisión, deberá pagar los costes del tratamiento usted mismo. La factura del tratamiento completo le será enviada a su domicilio. Si lo desea, podrá consular con su compañía de seguros de salud si puede enviarles dicha factura y si los costes del tratamiento le serán reembolsados.

El documento de identificación es obligatorio

En cada visita al Hospital Oftalmológico de Róterdam, estará obligado a presentar un documento de identificación válido y una tarjeta de su seguro de salud. Dicho documento de identificación puede ser un pasaporte, un permiso de conducir, un carné de identidad o un documento para extranjeros.

Mediante el citado documento, el Hospital Oftalmológico podrá determinar su Número de Servicio al Ciudadano (BSN, por sus siglas en neerlandés). El BSN es importante a fin de garantizar que el médico y otros profesionales del hospital sepan a quién están tratando y que usted reciba los cuidados adecuados. Además, con su BSN la factura podrá ser enviada a su compañía de seguros de salud. Si no dispusiéramos de su BSN, deberá abonar la factura usted mismo.

Identificación para niños
Los padres deben tener un documento de identificación válido para sus hijos cuando estos vayan al médico o al hospital. Esto se aplica a todos los niños a partir de su nacimiento, es decir, también a los niños menores de 14 años. Por lo tanto, las normas indicadas anteriormente también se aplicarán a los niños.

¿No puede mostrar su documento de identificación?

  • Si reside en la región de Rijnmond y no requiere atención oftalmológica urgente, su cita no tendrá lugar. En ese caso, deberá concertar una nueva cita. No olvide llevar su documento de identificación a su nueva cita.
  • Si reside fuera de la región de Rijnmond o si requiere atención oftalmológica urgente, deberá firmar un formulario. Mediante dicho formulario, usted se compromete a abonar la factura de los cuidados que haya recibido en el hospital. Si se niega a firmar el formulario, su cita no tendrá lugar. En ese caso, deberá concertar una nueva cita. No olvide llevar su documento de identificación a su nueva cita.

Relación de la medicación actual

Una relación de la medicación actual es una relación de los medicamentos que haya consumido en los últimos tres meses. Por cada uno de los medicamentos, se indica en qué concentración y en qué cantidad lo ha consumido. Asimismo, esta relación también contiene posibles alergias y efectos secundarios graves de medicamentos.

Podrá obtener una relación de la medicación actual en su farmacia. Ellos le imprimirán la lista gratis.

Mantenga su relación de medicación completa y al día
Compruebe con el asistente de la farmacia que todos los medicamentos que consuma figuren en la relación. Si faltase algún medicamento, informe de ello a la farmacia. Los medicamentos que haya adquirido sin receta también deberán aparecer en esta relación. Esto incluye paracetamol u otros analgésicos sin receta, así como los remedios homeopáticos que haya comprado en una droguería. Cuando acuda al Hospital Oftalmológico de Róterdam, su relación de medicamentos no podrá tener más de seis meses.

Llevando una relación de medicamento actualizada al hospital colaborará a un tratamiento lo más seguro posible y a evitar posibles errores. Es muy importante que todos los médicos, enfermeros y otros profesionales médicos sepan exactamente qué medicamentos está consumiendo. Esto se debe a que podrían influir en la forma en la que usted sea examinado y tratado.

Si no tuviese una relación de medicamentos actual con usted, le rogamos lo lleve a la próxima cita que concierte.

Atención oftalmológica urgente

Para cuidados de emergencia, el departamento de Atención oftalmológica urgente del Hospital Oftalmológico está a su disposición las 24 horas del día, los 365 días del año. Sin embargo, siempre necesitará una carta de remisión de un centro médico, una ambulancia, otro oftalmólogo u otro hospital.

El departamento de Atención oftalmológica urgente se encuentra en la planta baja del Hospital Oftalmológico de Róterdam (Schiedamse Vest 180). Regístrese en el mostrador 1, a la entrada del hospital a su izquierda.

Concertar una cita
Para su visita a la Atención oftalmológica urgente, también deberá concertar una cita por adelantado. Su médico de cabecera puede hacer esto por usted. Si ya dispone de una carta de remisión, puede hacerlo usted mismo llamando al número de teléfono 010 401 77 27. Cuando llame para concertar una cita, se le informará a qué hora podrá ser atendido. De esta manera, intentamos reducir los tiempos de espera del departamento de Atención oftalmológica urgente. A menudo, si viene al hospital sin cita (vía su médico de cabecera) tendrá que esperar más tiempo.

Nuestros empleados hablan neerlandés. ¿No habla neerlandés o tiene dificultades con este idioma? En ese caso, asegúrese de tener a alguien que pueda ayudarle.

La carta de remisión es obligatoria
Si tiene molestias y acude a nuestro departamento de Atención oftalmológica urgente sin una carta de remisión, le remitiremos al médico de cabeza o al centro médico. En la mayoría de los casos, su médico de cabecera podrá facilitarle los cuidados que necesite. Si fuese realmente necesario, su médico de cabecera concertará una cita para usted en el departamento de Atención oftalmológica urgente del Hospital Oftalmológico de Róterdam. El médico también puede aconsejarle que concierte una cita con el oftalmólogo en nuestra policlínica; en ese caso, también deberá disponer de una carta de remisión.

No necesitará llevar una carta de remisión al hospital si:

  • su ojo hubiese entrado en contacto con sustancias químicas, o bien;
  • un objeto afilado o sin punta hubiese entrado en contacto con su ojo.

Contacto en caso de quejas
Si se ha sometido a una operación durante el último mes en el Hospital Oftalmológico y tiene dolencias urgentes, póngase en contacto con el Hospital Oftalmológico:

  • de lunes a viernes de 7:30 de la mañana a 4:30 de la tarde, llamando al número de teléfono 010 401 77 27;
  • en los demás días y al resto de horas, llamando al número de teléfono 010 401 77 77.

Si no está seguro, póngase en contacto primero con su médico de cabecera o centro médico.
Nuestros empleados hablan neerlandés. ¿No habla neerlandés o tiene dificultades con este idioma? En ese caso, asegúrese de tener a alguien que pueda ayudarle.

Si se ha sometido a una operación o ha recibido un tratamiento en el Hospital Oftalmológico y tiene preguntas médicas que no sean urgentes, puede ponerse en contacto con el servicio de asistencia médica. Este servicio está disponible en el número de teléfono 010 401 76 34, de lunes a viernes de 08:15 de la mañana a 04:30 de la tarde. Nuestros empleados hablan neerlandés. ¿No habla neerlandés o tiene dificultades con este idioma? En ese caso, asegúrese de tener a alguien que pueda ayudarle.

Sistema de triaje
En qué orden será atendido dependerá, entre otras cosas, de la gravedad de sus molestias oculares. El Hospital Oftalmológico de Róterdam determina el orden de los pacientes mediante un sistema de triaje aprobado a nivel nacional y europeo. A continuación, podrá tomar asiento en la sala de espera. Cuando el médico le pida que pase, un único acompañante podrá entrar con usted en la consulta.

Utilizamos los siguientes objetivos de tiempo:

Triage
Por lo tanto, el orden de tratamiento no siempre será el mismo que el orden de llegada al hospital. Este depende del grado de urgencia de las dolencias.

La persona que le trate
En el departamento de Atención oftalmológica urgente, sus ojos serán examinados por oftalmólogos, optometristas y/o por estudiantes licenciados en medicina y especializándose en oftalmología. Siempre habrá un supervisor (oftalmólogo) presente en el departamento o disponible para consultas. En ese momento, este supervisor será su médico personal y el responsable final de su tratamiento. El optometrista o el oftalmólogo en formación seguirán siendo el punto de contacto.

Inspección
Es posible que tenga que volver una o más veces para una inspección. El empleado del mostrador programará esta cita de seguimiento para usted. Las inspecciones en el departamento de Atención oftalmológica urgente siempre tendrán lugar por las mañanas.

Es posible que sea atendido por un médico diferente que en su primera visita. Por supuesto, los oftalmólogos se encargan de transferir la información necesaria por medio de su historial de paciente.

Dado que las citadas inspecciones se realizan en el departamento de Atención oftalmológica urgente, podrían entrar pacientes que reciban prioridad debido a la gravedad de su situación. Por este motivo, existe la posibilidad de que tenga que esperar más tiempo antes de ser atendido. Le agradecemos su comprensión.

Información a su médico de cabecera
Dentro de lo posible, intentamos informar a su médico de cabecera digitalmente del desarrollo de su tratamiento. También es posible que reciba una carta para su médico de cabecera. En ese caso, le rogamos entregue esta carta en la consulta de su médico.

Gotas oculares

Por lo general, después de una visita al oftalmólogo o de una operación recibirá una receta para gotas oculares o una pomada para los ojos. Estos medicamentos suelen estar destinados a prevenir la infección e inflamación de los ojos. Por lo tanto, siga las instrucciones del médico al pie de la letra. Continúe utilizando las gotas oculares o la pomada hasta la siguiente inspección con el oftalmólogo de la policlínica o hasta que el médico se las haya recetado.

Puntos de atención

Lea el prospecto para saber cómo debe almacenar mejor las gotas o la pomada para los ojos y qué efectos secundarios podrían aparecer. Si tuviese dificultades para leer las letras minúsculas del prospecto, puede solicitar una versión impresa con letras grandes en su farmacia.
Cuando abra una botellita o un tubo, preste atención a la fecha de expiración y apunte la fecha de apertura en la etiqueta de la botellita o del tubo en cuestión. Esto le permitirá ver más tarde si aún puede utilizar este medicamento. Las gotas oculares y las pomadas suelen poder utilizarse en el plazo de un mes tras la apertura de su envase. Por lo general, encontrará más información sobre la caducidad de estos productos en el envase de estos o en la farmacia.

Si el ojo, los párpados o las pestañas entrasen en contacto con la botellita o el tubo, límpielos con un pañuelo.
Si la pomada para los ojos fuese demasiado espesa, puede calentar el tubo entre las manos antes usarlo. Al calentarla, la pomada se vuelve más fina.

Instrucciones para gotas oculares

Si usa las gotas oculares debidamente, sus ojos se curarán más rápidamente. Para ayudarle con las gotas oculares, elaboramos un vídeo explicativo. Vea nuestro vídeo explicativo sobre cómo aplicar gotas oculares en uno mismo y en otra persona. Este vídeo solo está disponible en neerlandés.

La información sobre gotas oculares y pomadas para los ojos también está disponible en una aplicación para su smartphone.
En la App Store y Google Play Store podrá encontrar la aplicación con el nombre "OOGdruppelen" y descargársela de forma gratuita. Esta aplicación solo está disponible en neerlandés.

En nuestro folleto puede leer todos los pasos que se describen en el vídeo. Este folleto está disponible en neerlandés y en inglés.

Gotas oculares en un niño

A los niños no suelen gustarles las gotas oculares. El método que se describe a continuación funciona para poder ponerle gotas a los niños:

  • Haga que el niño mantenga la cabeza hacia atrás y dígale que puede/debe cerrar los ojos con fuerza.
  • Ponga una gota ocular en la carúncula (la esquina del ojo) y dígale que puede abrir los ojos.
  • Después de esto, podrá volver a abrir y cerrar los ojos con suavidad, pero no cerrarlos con demasiada fuerza, ya que el líquido de las gotas volvería a salir del ojo.
  • Después de aplicar las gotas, presione el conducto nasolagrimal (el mayor tiempo posible, preferibl. 3 minutos). Los niños de más edad pueden hacerlo ellos mismos.

Dificultades con las gotas oculares
Si aplicar las gotas oculares le resulta difícil, puede solicitar asesoramiento en su farmacia, la farmacia OOGapotheek en el Hospital Oftalmológico, el personal de enfermería en el Hospital Oftalmológico o a su organización de asistencia en el hogar. Estos podrán facilitarle información técnica y herramientas de ayuda para aplicar las gotas.

Reembolso de la asistencia hospitalaria

Su seguro de salud 
Todas las personas que viven o trabajan en los Países Bajos tienen la obligación legal de cerrar un seguro por riesgos de enfermedad.

Contrato de la compañía de seguros de salud
La compañía de seguros de salud no está obligada a cerrar un contrato con todos los hospitales y reembolsar los costes del tratamiento en todos los casos. Si su compañía de seguros no tuviese un contrato con el hospital, este cobrará el llamado "precio de paciente visitante" a la compañía de seguros de salud o a usted como paciente. Al establecer buenos acuerdos con las compañías de seguros de salud, los hospitales intentan evitar que usted reciba la factura.

Consulte a su compañía de seguros de salud
¿Tiene pensado ir al hospital pronto? En ese caso, consulte de antemano con su compañía de seguros de salud si los costes de su tratamiento serán reembolsados o si tiene alguna duda sobre las condiciones de su póliza. En esta debe indicarse si los costes de su tratamiento (en el Hospital Oftalmológico) realmente le serán reembolsados. Usted siempre será responsable de su seguro y de la cobertura de su póliza.

Persona no asegurada / que paga de su bolsillo
Si no reside en los Países Bajos, deberá abonar un anticipo por su tratamiento de al menos 150 €. Este anticipo cubrirá los primeros costes de su tratamiento. Cuando termine el tratamiento, usted deberá pagar el coste completo del mismo.

Precios
Encontrará más información en las páginas en neerlandés.
Precios sujetos a cambios El Hospital Oftalmológico no asume ninguna responsabilidad por posibles errores en la lista de precios publicada.

Cuidados sin necesidad médica
Los cuidados que se proporcionan sin una necesidad médica casi siempre quedan fuera del reembolso del seguro básico (por ejemplo, un tratamiento láser o una corrección de párpados). Estos deberá pagarlos usted mismo. A menudo, las operaciones cosméticas que se realizan en el Hospital Oftalmológico no son necesarias desde un visto de vista médico.

Necesidad de una carta de remisión válida
Su compañía de seguros de salud solo le reembolsará los costes del tratamiento si tiene una remisión válida.

¿Vive en los Países Bajos pero no está asegurado, no está en posesión de una carta de remisión o no tiene un documento de identificación? En ese caso, no tendrá que pagar un anticipo por los gastos de su tratamiento. La factura del tratamiento le será enviada a su domicilio.

El Hospital Oftalmológico no siempre puede estimar por adelantado cuáles serán los costes de su tratamiento. En el transcurso del tratamiento, podrían realizarse exámenes o tratamientos adicionales, lo que aumentaría el coste total del mismo. Por este motivo, a menudo no es posible determinar qué importe se cobrará por su tratamiento hasta que este haya finalizado.

Franquicia
Las compañías de seguros de salud reembolsan una gran parte de los costes de la asistencia hospitalaria. Sin embargo, usted siempre pagará una franquicia. En 2019, esta asciende a 385 €. Esta franquicia es obligatoria para cualquier persona mayor de 18 años y entra en vigor el día en el que cumple los 18 años. Esto quiere decir que siempre deberá pagar usted mismo los primeros 385 € en costes de atención médica por año natural. Además de esta franquicia obligatoria, es posible que haya optado por una franquicia voluntaria. Esta se acuerda entre el asegurado y la compañía de seguros de salud. De esta forma, su franquicia total podría ascender a 875 €.

Tenga en cuenta que, si acude al Hospital Oftalmológico para un cita, pagará su franquicia si los costes del tratamiento son reembolsados del seguro básico. Si los costes del tratamiento fueran reembolsados de su seguro complementario, no se retendrá ningúna franquicia.

Información
Si desea más información, puede llamar al departamento de Control Interno al número de teléfono 010 401 77 613, de lunes a viernes de 09:00 a 17:00. Nuestros empleados hablan neerlandés. ¿No habla neerlandés o tiene dificultades con este idioma? En ese caso, asegúrese de tener a alguien que pueda ayudarle.

Reclamaciones

Puede ser que no quede satisfecho con alguna parte de su tratamiento o de su estancia en el hospital. Le rogamos nos informe de ello. Sus experiencias pueden ser una razón importante para que el hospital mejore aspectos determinados.

El Hospital Oftalmológico ofrece diferentes opciones para que nos haga llegar sus sugerencias de mejora, reclamaciones y señales. En la página Procesamiento de reclamaciones encontrará más información sobre cómo puede hacer esto. Esta página y el formulario de quejas están escritos en neerlandés. ¿Tiene una reclamación y le resulta difícil leer y escribir el neerlandés? En ese caso, asegúrese de tener a alguien que pueda ayudarle. Tenga en cuenta que esta queja deberá ser presentada en neerlandés.